26 jul. 2009

La tarea como castigo

comúnmente el tema de la tarea escolar es abordado en el ámbito docente, pero pocas veces profundizando las múltiples variantes que intervienen y las muchas funciones que se le otorgan, explícita o implícitamente.
A juzgar por la búsqueda de información que realicé, es un tema que está lleno de supuestos, como si, de alguna manera, en el imaginario de todos nosotros indicara una misma cosa.

El punto que quiero analizar, y reflexionar, es si los docentes le asignan a la tarea escolar, funciones que –creo yo- exceden al proceso de a
prendizaje.

Para el lunes traer completa la página 15

Si bien, a veces, suele ser objeto de discusión entre los docentes
, hoy por hoy, prácticamente no hay escuela donde no se den distintos tipos de tarea a los alumnos –a veces, puede variar que empiezan a darse a partir de algún grado en particular.
Tal es la demanda de tareas en general, que en los últimos años se han multiplicado los sitios web especializados, que ofrecen recursos online para resolverlas.

Pero…, ¿cuál es el objetivo de la tarea?

Según una encuesta que realicé entre maestros, las principales funciones de la tarea son:
Practicar luego de un tema nuevo
Ampliar información (investigar)
Aplicar lo visto en clase
Evaluar
Aclarar lo que no se entiende (adaptando las activ. de clase)

Hasta aquí todos parecen acordar sobre la función de la tarea, como una instancia más en el proceso de aprendizaje. Sin embargo, ¿cuántas veces hemos “sufrido” en nuestra escolaridad la consecuencia de llevarnos más tarea para hacer en nuestros hogares porque había sucedido en el aula algún acto de indisciplina?

“Si no se callan doy más ejercicios”

¿Nunca escucharon alguna frase parecida?

“Más hablan…, más tarea van a tener”;
“Por haberse portado mal todo el día, van a estudiar para mañana...”;
“Sacan una hoja ya” (luego de que un grupo de alumnos estuviera molestando en clase);
“Ahora, por gracioso, vas a tener que traer para mañana un trabajo práctico sobre...”

Una reflexión

No es mi propósito -en este primer acercamiento al tema- analizar la validez de las tareas respecto a los fines que creen responder, es decir, si las tareas escolares sirven o no. Sin embargo, los temas en algún punto se tocan inevitablemente y me surgen nuevos interrogantes al respecto. Ahora bien, me parece importante abrir un espacio para reflexionar sobre los usos que se les otorga desde la escuela, ya que, en algunos casos, considero que se usa a la tarea como mecanismo de control o castigo. Ahora la palabra la tienen uds.

4 comentarios:

  1. estoy totalmente de acuerdo con lo que planteas...me hiciste pensar en que esta ideologia esta tan incorporada que muchisimas veces no la cuestionamos.....tambien creo que lo que decimos, como docentes, no es siempre lo que hacemos, y eso provoca este tipo de usos sobre las practicas escolares

    ResponderEliminar
  2. Gracias Romi! Tal es así que los chicos también ven la tarea de esta forma. Para pensar...

    ResponderEliminar
  3. Hola Martín me encanto este tema... lo puedo replicar en mi blog? porque aún el tema de la tarea no está resuelto en las escuelas, mi hija de 8 lo viven como castigo, se portan mal un pizarrón extra de tarea...
    y cuando uno lo cuestiona en la escuela, miegan este punto de vista, la tarea no se usa asi, creo que hasta que no seamos sinceros con nuestras acciones seguimos con el curriculum oculto con ideologías que dañan esta sociedad...
    cariños Sonia

    ResponderEliminar
  4. Hola! Acabo de llegar a este blog buscando desesperadamente debido a varias situaciones que tengo con mi hija en la escuela. Justamente me encuentro co tareas en exceso muchas de temas que o no abordaron en clase o temas que no tiene suficientemente maduros para resolverlos, y el unico feedback ante esos casos es un simple "completar" en el cuaderno.
    No se si es la regla general, pero en mi caso veo como se usa la tarea como castigo

    ResponderEliminar

notas anteriores >