3/8/2009

Boletín de calificaciones y TIC

El momento de los boletines suele ser bastante tedioso para los maestros. ¿Por qué? Veamos algunos números.

Supongamos que en un curso promedio hay 25 alumnos. Si en cada bimestre se deben pasar las, aproximadamente, 15 notas de las materias en 4 planillas distintas en cada uno de los 4 bimestres –planilla borrador, calificador, registro y boletín, se estarían pasando anualmente 6000 calificaciones a mano!

A este fastidio generalizado hay que agregarle el momento de confeccionar los registros, donde también se pierde un tiempo impresionante pasando una y otra vez los mismos datos personales año tras año –cuando hay datos que sabemos no se van a modificar como nombre del alumno/a y padres, DNI, etc.

Sé que hay cosas peores..., pero ¿por qué se hace de este modo en la mayoría de las escuelas cuando existen los recursos necesarios para que este trabajo se reduzca a menos de la cuarta parte y poder emplear ese tiempo en discutir sobre didácticas o capacitarse para la introducción de una vez por todas de las TIC en la gestión de la escuela?

Open source

Desde hace más de 10 años, existen distintos programas disponibles de Gestión Escolar que simplifican estas tareas enormemente –y también economizan recursos.

Investigando sobre el tema llegué hasta el Proyecto ALBA, un freeware argentino de gestión escolar que a modo de ejemplo quiero compartir con uds.

Se trata de un “Sistema Informático Abierto de Gestión Unificada para Unidades Educacionales”, que brindará una herramienta realizada en software libre, para el trabajo cotidiano“.

El software contempla:

- Gestión de las Unidades Educacionales (establecimientos, ciclos, calendarios, etc.)

- Gestión de Alumnos (Legajos, seguimientos, consultas, etc.)

- Gestión de Docentes (Legajos, horarios, etc.)

Como este programa, hay otras herramientas de gestión gratuitas como el Google Apps –que está muy bien explicada en el Blog Educación 2.0.

Seguro que como toda incorporación tecnológica genera dudas y temores. Pero las TIC están allí, a nuestra disposición.

Seguro que existen condicionamientos por normativas ministeriales, pero me niego a pensar que sea tan grande el desfasaje entre teoría y práctica burocrática, que este tipo de emprendimientos no puedan masificarse.

Errores con anécdota

Hace unos años, en una escuela que trabajaba, a una maestra le pidieron que vaya a comprar un registro nuevo porque se había equivocado en un renglón completo…, “y no se te ocurra usar líquido corrector”.

La mamá de una alumna, muy enojada, le dice al maestro que las notas del boletín no correspondían a las de su hija. Efectivamente, se había equivocado… ¡en dos notas! “Si Sra. me equivoqué, ud. Tiene razón. Ya se lo corrijo…” “Ahora bien. Tenga en cuenta que pasé 600 notas, solamente en los boletines. Si me equivoqué en 6, es el 1% de error. Es decir que tuve un 99% de eficacia”.

2 comentarios:

  1. Excelente artículo y genial blog.Comparto la utilización en software libre.
    La sección segundo recreo es lo más.

    ResponderEliminar

notas anteriores >